Este folleto surgió ante la petición de padres ilusionados en transmitir las riquezas de la fe a sus pequeños.

 

Desean unas breves orientaciones para ayudar a sus hijos a descubrir el Amor de Jesús sacramentado, cuando acuden con ellos a celebrar el día del Señor.

 

Lo que más agradecen los niños es el tiempo que les dedicamos. En todos los órdenes se aprende de aquél a quien se ama.

 

Se nota en su alegría siempre; más aún cuando les comentamos detalles de la Santa Misa, los pillan al vuelo y se fían totalmente de los que les queremos.